Google Tarjeta d embarque: Knäckebröd con paté de champiñón {Comida para llevar}

Knäckebröd con paté de champiñón {Comida para llevar}

Ventanas verdes



Que rápido se me ha pasado este mes, Ventanas verdes ya está aquí con un nuevo reto, esta vez comida para llevar. Porque el comer fuera de casa no tiene que estar reñido con comer sano ¿verdad?

Knäckebröd quiere decir pan crujiente en sueco, tradicionalmente se hacía con harina de centeno y se estiraba con un rodillo que iba dejando muescas en la masa. El mío es de harina de maíz y frutos secos, apto para celiacos, además le he incorporado semillas para enriquecerlo. Para acompañarlo he preparado un paté a partir de la maceración de unos champiñones.

No tengais pereza en prepararlo, podeis poner varias bandejas a la vez en el horno (yo pongo las tres) para terminar antes con los crackers, además se conservan en perfecto estado más de una semana si los guardais en un lata bien cerrada.





Knäckebröd con semillas

1 y 1/2 taza de harina de maíz (hemos utilizado harina para tortillas)
1 taza de almendras crudas
½ taza de semillas de sésamo blanco
½ taza de semillas de sésamo negro
½ taza de semillas de pipas de girasol crudas
½ taza de aceite de oliva
1 taza de agua
Flor de sal

Elaboración:
Por la noche dejamos en remojo las almendras y las semillas (las primeras por separado). Por la mañana dejamos escurrir el agua y trituramos las almendras en la picadora o robot de cocina. En un bol ponemos todos los ingredientes y mezclamos bien, nos quedará una masa con consistencia de puré. Precalentamos el horno a 150°, mientras estiramos la masa sobre un papel de horno hasta dejarla fina fina, cuanto más fina más crujiente y más rica estará. Nos podemos ayudar de una capa de plástico de cocina estirada sobre la masa y sobre este utilizaremos el rodillo. Si queremos darle forma cuadrada marcaremos los cortes antes de hornear. Espolvoreamos la sal por encima y horneamos durante una hora. Salen tres bandejas de crackers.

Paté de champiñón

100 gr de champiñones
12 tomates secos (mitades)
½ taza de anacardos y/o almendras
1 diente de ajo, unos granos de pimienta
Tomillo y orégano frescos o secos
El zumo de una lima, una cucharada de salsa de soja y aceite de oliva

Elaboración:
En un bol ponemos los champiñones cortados en láminas, los tomates secos y los frutos secos. Picamos el ajo y lo incorporamos junto a la pimienta, el tomillo y el orégano. Mezclamos el zumo de limón, la salsa de soja y un buen chorro de aceite de oliva y regamos los champiñones con la mezcla. Dejamos macerar (unas 8 horas), conviene ir removiendo de vez en cuando para que la maceración sea homogénea. Trituramos todo y listo. Podemos reservar algunas láminas de champiñón y algún trozo de tomate para comer tal cual con nuestros Knäckebröd o bien montar una tapa que incluya alguna hoja verde y algún tomate fresco.

♥ No dejeis de visitar al resto de las Ventanitas, seguro que traeran propuestas muuuuy interesantes.

28 comentarios:

  1. me encanta el Knäckebrot, aquí en Alemania se come mucho, yo hago uno aprecido pero le anyado un vaso de cerveza:-))) Qué bonito tienes el blog Heva!!!! un besote knäckig:-))))

    ResponderEliminar
  2. Nunca he probado el Knäckebrot pero tus maravillosas fotos me dan ganas de probarlo!
    un besito
    Letizia

    ResponderEliminar
  3. Seguro que está buenísimo. Eperaré a hacerlo un fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Fabulosa propuesta! Y si ponemos harina de almendra en lugar de almendra picada, quedará igual?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, mi niña, con harina de almendra perfecto pero si no tienes... Las pipas y la cocción ya le dan la textura adecuada.
      Un besote!

      Eliminar
  5. Unas tostadas de lujo, Heva!!! Te ha quedado el montaje del plato de auténtico gourmet, y las fotos, una alegría para la vista. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Si el pan sólo ya se ve rico, con el paté y el acompañamiento, ni te cuento. De puro lujo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Ya te comenté que me encantaba tu propuesta, pero me repito: me encanta :D. Este tipo de panes crujientes planos siempre los hemos consumido mucho en casa, y la verdad es que tengo ganas de hacerlos caseros. Me gusta mucho tu versión con tantas semillas! Y el paté de champiñones es otra receta genial, yo suelo hacer untables también usando tomates secos y diversos vegetales un poco a ojo; la verdad que con champiñones tiene que estar delicioso.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. justo ayer hablaba con Teresa Samaniego de cómo hacer estos panes crujientes porque probamos unos así de semillas y estaban deliciosos! ya tenemos receta!!! y el paté vegetal, divino!!! excelente tu propuesta, como siempre, mi niña!

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Que fotos más chulas!! que luz, que todo, vamos como siempre… ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diferentes jjj hay que retarse a uno mismo ¿verdad?

      Eliminar
  10. Me encantan las fotos Heva, son muy muy bonitas!!! Y la receta me ha gustado mucho también, incluso se me ocurren muchos acompañamientos ;) aunque reconozco que soy incapaz de pronunciar su nombre... jajaja

    Qué curioso! Tengo todos los ingredientes para preparar este paté, esto si que es entrar por el ojo! ¿los champiñones van en crudo o tengo que cocinarlos antes?

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noelia!!!
      En crudo, los champis en crudo, con la maceración es suficiente ;)
      Bsss

      Eliminar
  11. Unas fotos preciosas para una receta DIVINA !!!

    Ese pan crujiente tiene que ser una gozada, pero el paté ya tiene que ser para chuparse los dedos.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Oh que bueno!! Quiero probar a ver como me sale, me encanta untado con cualquier cosa. Me la llevo, menuda pinta hace todo el cuadro!Bss

    ResponderEliminar
  13. que maravilla!!!! quiero una de esas galletas mmmm, voy a hacerlas seguro y te cuento como me quedan. las fotos hermosas. un abrazo

    ResponderEliminar
  14. una receta estupenda y unas fotos maravillosas... Saludos!

    ResponderEliminar
  15. Tenía ganas de verlos, y tienen una pinta espectacular. Yo los compro deshidratados, pero voy a probar estos, a ver que tal me salen ya te comento. Y los champis me los comía sin paté :) Un beso enoooorme ♥

    ResponderEliminar
  16. Heva....... que bueno y que maravilla de fotos!!!!!!! Por que será que siempre te digo lo mismo?
    Mil besos

    ResponderEliminar
  17. Siempre sorprendes, Heva! Muchas gracias, delicioso!
    Feliz fin de semana, guapa!

    ResponderEliminar
  18. Yo creo que lo probaré con la harina de centeno, es que con la de maíz no puedo y esta semana estuve comprando harinas e incluí la de centeno, probaré a ver, estos panes tan finos me gustan mucho y el paté ni te cuento, me guardo la entrada.
    Un beso, guapa
    Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  19. Pues si, comer fuera no quiere decir comer mal. Y con una receta como la tuya, aun menos!! Muy rica. Besos

    ResponderEliminar
  20. Por un momento he pensado que lo había deshidratado, porque no creo que tardes mucho...
    Contigo es imposible comer mal.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  21. Impresionantes panes!!! Me encanta, me encanta, me encanta... Los comi en Noruega y me robaron el corazon (y el estomago), no los he vuelto a probar por miedo a perder aquel recuerdo... hasta ahora!!!! Probare tu receta seguro!!! Y ese pate de champiñon... mmmmmm
    Un besote enorme y mucha envidia al ver tus fotos... mucha, mucha envidia (sana pero envidia...)

    ResponderEliminar
  22. Boquiabierta!
    Asi me he quedado!
    Ideal para un picnic!
    Me gusta la idea de preparar picnics, pero abrir la cesta y encontrarme con ese pan y ese pate...

    ResponderEliminar
  23. Me encantó esta receta doble. Estas galletas las tengo siempre a mano, por aqui son muy conocidas también, pero nunca las he preparado, que buena pinta tienen y el paté exquisito, cae seguro.
    Un beso!!

    ResponderEliminar